Siguiendo con esta línea: el hecho de que el fútbol forme parte de la cultura popular o las culturas populares confirma la idea de que la hegemonía no solo habita en el corazón de los dominantes, sino también en el corazón de los dominados, camisetas de futbol porque replica en ambos una forma particular del poder: el poder de género. “La única posibilidad que tienen algunos de salir del barrio y ser alguien en la vida es el fútbol.